fbpx

¿Por qué se celebra el 21 de junio el día de los Pueblos Originarios?

El Día de los Pueblos Originario se conmemora por segunda vez, jornada que se celebra desde el año pasado y que se decretó como feriado nacional en reconocimiento a las primeras naciones que dieron forma a nuestro país. 

Sin embargo, la festividad no tiene un día fijo ya que por ley se «Declárase feriado legal el día del solsticio de invierno de cada año en el hemisferio sur, Día Nacional de los Pueblos Indígenas”, lo cual se manifiesta en el calendario del 2022 para el 21 de junio. Dependiendo del solsticio de invierno, la fecha varía entre el 21 -como este año- y el 24 del mismo mes.

Y que la fecha no solo coincide con el inicio la época más helada, sino que también a varios rituales para darle la bienvenida a estación por parte los aymará y mapuche, este último celebrándolo con el año nuevo mapuche o We Txipantü.

A las etnias mencionas se suman también al homenaje los pueblos Rapa Nui, Lickanantay, Quechua, Colla, Diaguita, Chango, Kawashkar, Yaghan y Selk’nam; todos reconocidos por el Estado de Chile.

 

We Txipantü

Sin duda, es la ceremonia más importante de los mapuche, el pueblo indígena mayoritario en Chile. Esto se da regularmente el 24 de junio de cada año y se celebra dando el amanecer con el saludo de «Akuy We Txipantü» (Hemos vuelto a ver el nuevo sol), para luego bañarse a un río, simbolizando la vitalidad del agua y su compromiso con la naturaleza.

Durante la jornada, se realizan bailes con los instrumentos musicales del pueblo como el kultrun y la trutruca, además de compartir alimentos típicos de la etnia como mote, catuto, merkén, carne asada y chicha de trigo.

 

Machaq mara 

También conocido como Año Nuevo Aymara o Año Nuevo Andino, simboliza el retorno del sol y es celebrado en los paises con presencia de este pueblo como Argentina, Bolivia y Perú; aparte de Chile.

Esto se da cada 21 de junio y se conmemora colocando las manos hacia el sol, dando la bienvenida a la nueva estación y en forma de agradecimiento; dándole al invierno un significado de renovación y renacimiento.

Al igual que la festividad mapuche, los aymará también comparten alimentos como papa, sopaipillas, charqui, pan y quínoa. 

 

Foto: Agencia UNO